Si te vas sin razones, no vuelvas con excusas.

Escrito por Foliosenblanco 12-11-2015 en Desamor. Comentarios (0)

Se lo dí todo, creedme, le grité mis sueños a pleno pulmón y le susurré mis miedos. Y un día, simplemente, se fue. Lo malo de que alguien así llegue a tu vida es que al dártelo todo, cuando se va te quedas sin nada. No hay nada peor que sentirse vacía y querer aferrarase a algo que ya no está, y ahora son recuerdos los que hacen la función de promesas. Quizás lo que más me dolió fue eso, fingir que estaba bien mientras me callaba por dentro todo lo que querría haberte dicho a gritos.

En eso fallé yo, por querer hacer lo imposible. No me rompiste el corazón, me lo rompí yo solita por esperar de ti algo que sabía que no podías o sencillamente no querías darme.  Pero sigo sin entenderlo, si solo era una diversión... ¿Por qué no te compraste un juguete y ya? Me hiciste tocar el cielo y luego me soltaste -y créeme, la hostia fue grande-.

Me rompiste en mil pedazos, iluso de ti al creer que yo era indestructible y pobre de mi al darte el poder de hacerlo. Que estúpida fui, parando balas por ti cuando eras tú el que estaba detrás de gatillo... Pero, por favor, decidle que vuelva, a quererme, a dispararme si quiere  

"Tan rota que cortaba y tan fría que quemaba."